Instruir deleitando. Ese es el concepto

28 de mayo de 2011

Una vuelta al mundo: jornadas culturales

Todo empezó en Brasil,  con los de 1º de bachillerato aprendiendo algunos pasos de capoeira, esa mezcla entre lucha y danza creada por los esclavos brasileños, y escuchando algunos instrumentos tradicionales afrobrasileños y cánticos de esclavos. Herni, Mariam e Isabel fueron nuestros maestros. Agustín lo intentó, por lo menos hizo el calentamiento (soy amotriz, vaya). El curso próximo repetimos, seguro. Después volamos los de 3º de ESO a Shanghai, para conocer las especialidades gastronómicas del Lejano Oriente de la mano de Juan. Yo le había dado clase hace un porrón de años, y el tío recordó que yo le expliqué que emigraba no quien padeciera miseria sino quien deseaba mejorar o quien había perdido riqueza o estatus social. Claro, él emigró hace muchos años. Pero Juan no recordaba por qué los chinos no toman productos lácteos. Eso sí, aparte de la leche comen cualquier cosa. Y a nosotros nos invitó con refrescos y aperitivos. Por cierto, se nos habían apuntado Alberto y Jesús, alumnos del Máster de Profesores de Secundaria. Es que los del Máster de este año se lo han pasado genial en el instituto y se apuntan a todo, incluso después de haber terminado las prácticas ¿Qué mejor señal de que les gusta la enseñanza? Después viajamos a Marruecos, concretamente a Alhucemas, para conocer los ritos religiosos musulmanes sobre la comida: el rechazo al cerdo, el sacrificio de animales (degollados) para comer; y productos cosméticos (henna). No contentos con esto, nos dimos una vuelta por una librería multilingüe (¡toma ya!), la única que hay así en Ciudad Real: inglés, francés, italiano, alemán y algún que otro idioma más. La lleva mi antigua alumna Estíbaliz, que nos atendió amablemente y nos informó de novedades editoriales y cursos de idiomas.  Y para rematar fuimos a un comercio de artes gráficas cuyo responsable, Salva, nos explicó cómo realizaba interesantes trabajos de impresión. Como ejemplo de esos trabajos he iniciado la presentación con un dibujo de mi hijo Guillermo que han editado en esta empresa. Lo siento, pero es que mi hijo dibuja divinamente ¿o alguien se atreve a decir que no? Además, este dibujo simboliza bastante bien el paseo urbano que me he dado con 3º de ESO y me recuerda que el miércoles nos vamos a Madrid los de Bachillerato. Ay qué ganas tengo.
Ah! La música es de Djavan, el músico brasileño que más me gusta, con un tema muy melódico, Sina, que arregló con un ligero toque rapero (fijaos en el scratch) que es una delicia. Y la mayoría de las fotos son de Carmen, que está desatada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario