Instruir deleitando. Ese es el concepto

2 de junio de 2011

Para raros, nosotros

Estupenda la excursión que hicimos ayer a Madrid los de bachillerato ¿verdad? Ese museo de la moneda... cuánta moneda, es que no se acababa. Cuánto parque del Retiro... Cuánta Cibeles... Cuánta policía municipal... Cuanta tienda de ropa... Cuanto gay... Cuanta lesbiana... Cuanto templo de Debod... Cuánto actor de Física y Química... Cuanto churro desperdiciado...Cuánto falta para llegar, cuánto falta para llegar, cuánto falta para llegar... Pero llegamos, al fin llegamos.
Creo que se puede resumir la impresión general (que no de tod@s) sobre el barrio de Chueca con un comentario que hizo alguien, algo así como "es que aquí la ropa es muy rara". Claro, las que fueron a comprar acabaron en lo de siempre: Zara, Berskha, etc. (y que no me paguen la publicidad, hay que fastidiarse). Que yo las entiendo ¿vale? Pero hoy he intentado hacerles ver que allí, en Chueca, los raros eramos nosotros. Que el concepto normalidad es relativo, que el concepto de moda tiene una base estadística. Y que la vida no puede limitarse a unos itinerarios vitales estrechos, como hace años. Ahora les voy a cantar la lección, como a los niños. Yo no, claro, sino los Siniestro Total, unos maestros, ¡qué digo!, unos catedráticos de la ironía y la sátira social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario