Instruir deleitando. Ese es el concepto.
En las entradas hay enlaces a los blogs de alumnos de los distintos cursos que he impartido

31 de diciembre de 2011

Navidad: ciclo astronómico y origen pagano

Las culturas religiosas antiguas celebraban anualmente el solsticio de invierno en las noches de finales de diciembre, largas y frías, eventualmente con lluvias, brumas, nieves y hielos. En esas noches aparecieron los ritos paganos de la muerte del sol y su nacimiento, concretados en el 25 de diciembre en Occidente y en el 6 de enero en Oriente. La fecha del día de Navidad aparece, pues, ligada a la naturaleza, ya que su noche se consideraba la más larga del año, momento religioso culminante del culto al sol.

Efectivamente, el 25 de diciembre tenía lugar en Roma una gran fiesta en honor del dios Mitra, «sol invencible». Justamente por la importancia de esa fiesta, el emperador Aureliano (270-275) inauguró el 25 de diciembre de 274 un suntuoso templo al dios sol en el Campo de Marte. A partir de ese día, señalado por el solsticio de invierno, comenzaba a crecer la luz solar. A partir de ese momento, el astro rey ganaba fuerza, luz y calor. Era su nacimiento.
La Navidad cristiana apareció, pues, como cristianización de la fiesta pagana del nacimiento del sol invencible, que según el calendario juliano del año 45 a.C., se celebraba el 25 de diciembre. Como justificación se dijo desde entonces que Cristo es «sol de justicia», «astro que nace de lo alto», «luz para alumbrar a las naciones»  y «luz del mundo».
Casi al mismo tiempo que surgió la fiesta de Navidad en Roma, o quizás antes, hubo en el Oriente cristiano otra fiesta similar denominada Epifanía, palabra griega que significa entrada del rey en una ciudad, cuando la visitaba. Por eso san Pablo afirma que la venida de Cristo a la tierra fue una «epifanía». En el ámbito religioso pagano, epifanía era la manifestación de la divinidad. De ahí que en sus comienzos, Navidad y Epifanía eran la doble cara de una sola fiesta. Ambas cristianizaron el culto al dios solar, extendido por todo el imperio romano.  Epifanía tiene relación con una fiesta que se ce­lebraba en Egipto y Arabia la noche del 5 al 6 de enero, coincidente con el solsticio de invierno. Se erigió en honor del nacimiento de Aion [el sol] de la virgen Koré. Qué casualidad, la noche del 5 al 6 de enero los católicos celebran la fiesta de los Reyes Magos que van a adorar al recién nacido.
Y por si no ha quedado claro, los frikis de The Big Bang Theory os van a explicar el sentido de otros rituales navideños: el árbol de Navidad y, sobre todo, los regalos. Escuchad con atención este sencillo cuento sentados junto al árbol de Navidad:

28 de diciembre de 2011

Luces de Navidad

Esta es la imagen que captó ayer la estación espacial de la NASA sobre la península ibérica
Si la ampliáis queda bien chula.

19 de diciembre de 2011

¿Lotería? Tontería

Los Borbones se inventan el impuesto llamado lotería en el siglo XVIII. En el siglo XIX, como estamos viendo en Historia de 2º de bachillerato, la reforma tributaria de Mon-Santillán organiza racionalmente los impuestos directos e indirectos: la lotería sigue creciendo en importancia. Yo ya lo he avisado en clase de Historia y de Economía: la lotería es un impuesto regresivo, es decir que proporcionalmente compran (pagan) más los que menos tienen. Además se basa en la superstición de que va a tocar. Y encima usa publicidad engañosa: "lo raro es que no toque" dice un eslogan. Y una mier... Todos los sabemos, pero... No voy a decir que es un engañabobos, no, no lo voy a decir (bueno, a lo mejor se me ha escapado un poco). Aquí lo explica un especialista mejor que yo. Y aquí, más cachondamente, Forges:


Otras veces va y te cae un reintegro. Hay quien se pone así:
Que conste que he comprado lotería, no sea que toque (¡!), Bueno, al pobre de Luis Manuel lo deje planchado. Prometo ayudarle a su viaje a Alemania... si me toca la lotería (¡¡¡!!!). Tranquilo: y si no me toca también.

8 de diciembre de 2011

¿Crisis del euro? volvamos a la peseta

Este trimestre me ha salido becqueriano: entre la lectura de El Monte de las Ánimas en 3º de ESO, el Nacionalismo y Romanticismo en Historia de 1º de bachillerato, los Borbones en pelota de 2º de bachillerato (y algunos creían que Bécquer era un cursi... pardillos). Por no hablar del Viaje a Ultratumba realizado en secreto con mis alumn@s del Máster, y que ell@s guardan celosamente (so pena de excomunión).Todo tan becqueriano. Y encima la Merkel y el Sarkozy intentando cargarse el euro. Pues ¡volvamos a la peseta! Pero ¿a quién te encuentras grabado en los antiguos billetes de cien pesetas? a... ¡Bécquer! .Y enseguida veremos la creación de la peseta en el sexenio democrático. Y en Economía de 1º veremos el dinero, el fin de la peseta y su posible resurrección. Sí, señoras y señores, Bécquer ha resucitado de entre los muertos, para quedarse entre nosotros para siempre. Si es que soy un romántico irremediable. No lo puedo decir más claro, así que lo voy a decir cantando. Bueno, yo no, entre el coro de los esclavos de Verdi y el coro de esclavos de O'Brother, la estupenda película de los hermanos Coen.
Si al pinchar en el video aparece información sobre la imposibilidad de verlo por problemas de copyright, probad a verlo a través de este enlace, y que le den morcillas a los derechos de autor, a ver si no vamos a poder disfrutar y aprender libremente.

2 de diciembre de 2011

Buna Seara, România

La comunidad rumana celebró ayer su día nacional
Buna Seara fueron las primeras palabras que dijo el cónsul de Rumanía por La Mancha, ayer en Ciudad Real. El periódico que da la noticia no traduce esa expresión, pero intuyo que quiere decir "Buenas tardes" o algo así. Luego se lo preguntaré a algun@ de las alumn@s rumanas que hay en el insti, y que son de l@s más list@s. Sin embargo, muchos alumnos manchegos se asombran cuando escuchan que el rumano es eso, una lengua románica, como el español. En fin...
También se asombraron cuando Cosmina les contó a sus compañer@s de 1º de bachillerato la verdadera historia de Drácula,

que no es este ( a la izquierda) que nos contó el cine de Hollywood (y nos sigue contando con las sagas de vampiros y tal), sino este otro (a la derecha) el conde Vlad Draculea, que sí que daba miedo de verdad a sus víctimas, a las que empalaba al estilo de los pinchos morunos, para entendernos.
Bueno, todo esto viene a cuento de que estamos estudiando el origen del nacionalismo y sus diversos significados en la Europa del siglo XIX, momento en que Rumanía estaba dividida entre el Imperio Austro-Húngaro y el Imperio Otomano. .
Parece que el país se formó con la unión de tres regiones: Transilvania (la patria de Vlad Dracuela), Banato y la propia Rumanía. Se puede ver en el siguiente mapa:

Otra interesante conclusión que se puede deducir es la tremenda semejanza entre la cultura española y la rumana, compuestas ambas de tradiciones cristianas y musulmanas. Somos hermanos sin saberlo, y ahora unidos en Europa (por muy mal que funcione ahora).
Aunque a mí lo que más me ha gustado es que Cosmina contó que los rumanos consideran a Drácula (Vlad el empalador) un héore nacional, libertador de la nación frente a los otomanos. Algunos alumn@s se han extrañado, hasta que les he explicado que algunos de nuestros "héroes nacionales" españoles, como los conquistadores de América (Hernán cortes, Pizarro) son considrados en gran parte de América Latina unos odiosos conquistadores y opresores de los pueblos indígeneas. ¡Qué cosas, no?
Y por último, Cosmina ¿qué es el sarmale?