Instruir deleitando. Ese es el concepto

11 de marzo de 2012

Fukushima mon amour

Hace un año de esto, seguro que os acordáis.



Esta es la historia que monté mezclando imágenes reales con las de un comic japonés,Coppelion, que avisaba de una catástrofe nuclear. Algunos no creían que este comic se publicó antes de la catástrofe de Fukushima. Pues sí, se empezó a publicar en 2008. La música es de Muse. Queda claro que la realidad supera a la ficción, o por lo menos a la mala ficción. A mí el estilo japonés (anime, manga...) nunca me ha gustado. He preferido el estilo europeo y norteamericano. Y por casualidad, ayer murió uno de los grandes dibujantes franceses, Jean Giraud, Moebius, autor de una de las obras que podeis leer en 1º de bachillerato: Teniente Blueberry. Además dibujaba ciencia-ficción. Vamos a ver una pequeña historia: The long tomorrow. Tiene guión de Dan O'Bannon, y sería el germen de uno de los clásicos del cine de ciencia-ficción, Blade Runner (Ridley Scott, 1982). Le he puesto música de esta misma película: autor Vangelis.

Claro, que el origen de todo esto está en el período de entreguerras que estudiamos en 1º de bachillerato, cuando aparece la ciencia-ficción, un producto típico de esta época, con su visión pesimista de la sociedad. La obra más importante es Metrópolis, de Fritz Lang (1927), que anticipa las arquitecturas verticales, los mundos subterráneos y los vehículos voladores que dibuja Moebius:

Además crea una mujer robot, precedente de las androides-mutantes-cyborgs que ahora tanto abundan en las historias de ciencia-ficción. Por supuesto, siempre son un ejemplo de mujer fatal, es decir una amenaza para el varón. A ver por qué, digo yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario