Instruir deleitando. Ese es el concepto

30 de abril de 2012

Una de Superhéroes

En Bachillerato, entre 1º y 2º, estamos metidos en faenas bélicas: que si guerras mundiales, que si guerra civil, que si guerra fría, que si franquismo. Muy entretenido, ya te digo. Pues, verán, resulta que se acaba de estrenar la última versión (¿cuántas llevan ya?) de un grupo de superhéroes americanos. Yo aquí le voy a dar un repasillo intentando encajar las historietas y películas con la historia real.
He montado dos historietas, una sobre superhéroes americanos y la segunda sobre los españoles: ¡menudos somos! Cuento con la inestimable ayuda de algunos dibujantes españoles: Ventura y Nieto, autores de las viñetas que abren y cierran esta historia, y el Pamies, autor de la descacharrante parodia de Roberto el Carca. Les he puesto música de un grupo rockero de los setenta, Cucharada, y de Kiko Veneno, todo un superhéroe de barrio.

Bromas aparte, creo que es muy interesante el hecho de que la imagen que suele llegar a la gente de estos personajes no coincide con el objetivo inicial de sus autores. Así, Superman no era inicialmente un modelo del superhombre racial de Nietzsche, ni quería ser prototipo del imperialismo yanki. Al contrario, sus creadores eran judíos y de ideología izquierdista, y el superhéroe una encarnación de los valores del New Deal de Roosevelt (solidaridad y ayuda). Igualmente, el guionista de Roberto Alcázar y Pedrín fue comandante del ejército republicano y represaliado por el franquismo; el carca de Roberto Alcázar se parece a Joseantonio Primo de Rivera por casualidad, y la asociación al franquismo es más superficial de lo que parece, aunque hay opiniones más partidarias de ver esta ideología franquista.
Pero sí se puede concluir que la intención del emisor del mensaje muchas veces no coincide con la interpretación que hace el receptor del mismo. ¿Me habeis entendido lo que he dicho?
Por otra parte, Isabel acaba de hacer una entrada que amplía información sobre la pedorra censura franquista en los tebeos de la época ¡Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario