Instruir deleitando. Ese es el concepto

13 de mayo de 2012

¡A las romerías!


Estamos a tope de romerías, sagradas y profanas, religiosas y revolucionarias. A ver, estamos en mayo. Al tiempo estamos viendo en 1º de bachillerato el mayo del 68, francés, europeo y norteamericano. Aquí llevamos ya un año de movilizaciones populares. El curso pasado l@s alumn@s de 1º lo reflejaron en algunas entradas, como esta de Laura sobre Ciudad Real y esta de Marco, entre otras.
Por otro lado, persisten las celebraciones religiosas, cuyo sentido popular (ciclo vital: primavera estación del amor) yo intenté explicar en una entrada titulada Mayo: romerías y flores power, de la que quiero rescatar esta imagen no sé si hortera o psicodélica, ahora que en relación con el 68 estamos estudiando las drogas.

Alucinante ¿verdad? Por algo decía Marx que la religión es el opio del pueblo.
Este curso Jesús, de 2º de bachillerato, ha encontrado la conexión entre romerías y guerra civil en el dramático suceso de la ermita de la Virgen de la Cabeza.
Pero aún hay más, este año Madrid ha sido destino de otras dos grandes romerías: las de los aficionados al fútbol, esa religión de nuestro tiempo, cuyos seguidores celebran el triunfo de su equipo adorando a la diosa o al dios correspondiente. Yo lo he resumido en esta presentación, con ayuda de Goya, que lo mismo vale para un roto que para un descosido, es lo que tiene Goya:
¡Ah! Se me olvidaba recordaros aquella romería en que Elvis "Escobar" Presley perdió su carro, como cuenta José Mota en un video que viene que ni pintado para mis alumn@s de 1º de bachillerato, donde reina un batiburrillo entre "moderno" y "castizo" que ya quisieran los antropólogos posmodernos. Lo que se dice cultura de fusión. Va por ell@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario