Instruir deleitando. Ese es el concepto

27 de enero de 2013

El puñetero trabajo

Del trabajo hemos estado discutiendo en 1º de bachillerato: que si revolución industrial, que si clases sociales, que si movimiento obrero (Rodrigo, Nieves, Carlos y Jorge nos dan su versión, e Irene y Elena sobre el trabajo femenino)... También en 2º de bachillerato hemos visto el paso de la sociedad estamental a la de clases, como aquí explica María, y los conflictos que se produjeron (el evangelio ludista según Marcos).
Y, lo más importante, en 1º hemos discutido sobre el sentido y el valor del trabajo. Yo insisto, no me interesa tanto lo que ha ocurrido sino lo que hacemos l@s human@s. Y ¿qué es lo que hacemos l@s human@s básicamente en la vida? Pues trabajar. Hasta el punto de que lo que es ocio para unos (vacaciones, por ejemplo) es trabajo para otros. La clave del asunto es que trabajar es lo que nos hace humanos. somos humanos porque trabajamos. El problema es cuando no conocemos el sentido de nuestro trabajo, lo que Marx llama "alienación". El caso extremo es el de la esclavitud, que no fue algo exclusivo de Egipto, Roma, etc. El siglo XX tuvo su explosión de esclavitud en el régimen nazi, y ahora mismo hay esclavos en muchos países, incluso en el nuestro de vez en cuando se destapan casos indignos. Así es el trabajo, te puede dar la mayor felicidad del mundo o te puede amargar la vida. ¿Contradicción? Claro, como todo fenómeno humano.
Sí, ya sé que algun@s de vosotr@s no queréis hacer nada, pero...¿se puede estar en la vida sin hacer nada? Sería un completo aburrimiento. ¿Será por esto que me encanta mandar trabajos a mis alumn@s? Y ¿si no queremos trabajar, por qué tampoco queremos estar en el paro? Aquí Celia nos ilustra sobre este problemón.
En fin, de todo esto va, con un pequeño toque de humor, la presentación musical que aquí dejo. Y, después de enlazar con todas las entradas de mis alumn@s, me he dado cuenta de que hay gente que ha trabajado mucho. Enhorabuena. Va por ell@s.

La música es una versión del clásico de Walt Disney "Lo más vital", en manos de Txus Blues & Bluefingers

2 comentarios:

  1. Desde su comentario en Otras Políticas al artículo de Enrique Sánchez Ludeña “educar en el humor” he andado mariposeando por interner y llegado a Mijail Bajtín — no tenía noticia de la existencia de este señor — y, desde el artículo de usted (ese del enlace complicado, que por alguna razón mágica se me abrió a la primera) y llevada de la curiosidad a Bajtín de nuevo y a una serie de textos enlazados que…
    Resumo, por no marearlo.
    Vengo trabajando desde hace años y por puro placer o divertimento en una página que siempre consideré quizás disparatada, preguntándome a menudo si tendrá interés o utilidad para alguien.
    Después de leer el artículo de usted y los textos a los que me fue remitiendo “la polifonía del discurso” de Bajtín he pensado que, caramba, algo en esa línea es lo que vengo haciendo y sin la menor idea de que existieran las teorías de Barthes o el “libro juego”.
    Por eso se me ha ocurrido invitarlo a visitar mi página, un verdadero laberinto, desde luego, pero que me parece que rompe bastante los esquemas de pensamiento a que está habituado el lector.
    En invitarlo a visitarla no tiene más objeto, como es natural, que el que simplemente se conozca esa forma de narrar y esa manera tan “desestructurada” de estructurar y ensamblar o desensamblar relatos.
    Si resulta de interés para usted o para su alumnado, pues, tan contentos todos. El contenido es ficción todo el rato; pero quizá pueda servir de paso como modelo o “modo de hacer” para cualquier otro tipo de contenidos.
    Un saludo.
    La dirección es:
    http://www.valentinalujan.es/
    No sé si no me he hecho un lío y lo estoy enviando dos veces. Discúlpeme.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario y por el interés. Ya le estoy echando un vistazo a la página, a ver qué puedo aprovechar para mis clases. De momento he visto que se trata de ficción pura, lo que difícilmente es aplicable a un blog de ciencias sociales, pero me gusta esa forma desestructurada de narrar. Lo mío es la narración audiovisual, en forma de presentaciones o videomontajes. Enhorabuena por el trabajo. Sigo viéndolo con más detalle. Saludos

    ResponderEliminar