Instruir deleitando. Ese es el concepto

14 de marzo de 2013

El poder de la imagen

En 1º de bachillerato hemos visto, al estudiar la revolución rusa, la secuencia de la escalera de Odessa de la película El acorazado Potemkim, de Eisenstein (1925), y que Cosmina (la espía que surgió del frío) nos ha explicado en el blog de 1º. La peli mantiene aún el poder de sugestión sobre el espectador. L@s alumn@s la veían con gesto parecido al que retrató en 1927 Eugen Heilig: un padre y un hijo absortos en la pantalla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario