Instruir deleitando. Ese es el concepto.
En las entradas hay enlaces a los blogs de alumnos de los distintos cursos que he impartido

25 de octubre de 2013

Un anticiclón llamado Manolo... Manolo Escobar

Quizá veamos en 4º la historia reciente de España, me refiero a la del franquismo. Bien, pues allí estaba Manolo Escobar cantando alabanzas a la patria (Que viva España) como un descosido, cantando desgracias con su novia (una que llevaba minifalda a los toros), rapeando antes que nadie (porom-pom-pom-porompon-porompom-pero...). Aquí tenéis al tal Manolo Escobar cumpliendo con el servicio militar obligatorio, ese que, como hemos visto en 1º, instauró Napoleón para alegría de los guardias civiles que tengo en clase, para orgullo de padres y desdicha de novias.
Y para que los de Geografía no se sientan discriminados, ahora cuelgo un mapa del tiempo del año catapum, con un anticiclón sobre la península, un anticiclón llamado Manolo. Y mira que era invierno, pero los españoles cantaban aunque cayeran chuzos de punta.
Pues aquí dejo un pequeño homenaje a esa gloria de la canción popular española, de la mano de otro artista popular.Veréis:

Manolo Escobar, Sara Montiel, Rocío Jurado... solo falta Raphael para llenar el cielo de estrellas.

19 de octubre de 2013

Yo prefiero la hoguera

Aprovechando que, con  la ayuda de Fernando y la colaboración de Loli, nos hemos pasado a María Antonieta, a Luis XVI y hasta a Robespierre por la guillotina, y dado que estamos estudiando ahora los Derechos Humanos (del Hombre y de la Mujer, como explica Pilar), y teniendo en perspectiva la festividad de Halloween (otra herencia norteamericana), creo que resulta de rabiosa actualidad esta noticia:
¿Quizá debieran usar en Irán la guillotina? Humor negro aparte, parece ser que el propio doctor Guillotin, promotor, que no inventor, del instrumento de afeitar, era contrario a la pena de muerte, y si apoyó el uso de la guillotina fue para humanizar la situación de los condenados. Como cuenta Loli, el ahorcamiento se consideraba antiguamente una forma indigna de morir y el hacha se reservaba para los nobles. Pero ¿hay formas dignas de morir? Quizá la diferencia esté solo en la rapidez. Fijaos en lo que le sucedió a Robert Damiens, el desgraciado que intentó, sin conseguirlo, asesinar a Luis XV en 1757:
Damiens fue condenado a muerte. A la pena más cruel que se aplicaba: quemado y después descuartizado. La sentencia fue cumplida, en esas condiciones particularmente atroces, el suplicio duró horas, ante el pavor de los espectadores. Se dice que cuando le despertaron y le sacaron de la celda para la ejecución, Damiens dijo "La journée sera rude" ("El día va a ser duro"). Primero fue torturado con tenazas al rojo vivo; su mano, sujetando el cuchillo usado en el intento de asesinato, fue quemada con azufre; sobre sus heridas se vertió cera derretida, plomo, y aceite hirviendo. Después de varias horas de agonía, fue puesto en manos del Verdugo Real, Charles Henri Sanson. Se ataron caballos a sus brazos y piernas, pero las extremidades de Damiens no se separaron con facilidad: tras algunas horas más, los verdugos se vieron forzados a cortar los ligamentos de Damiens con un hacha. Tras un nuevo tirón de los caballos, Damiens fue desmembrado para alegría del público, y su torso, todavía vivo según los testigos, fue arrojado al fuego. Los observadores contemplaron, con estupor, la capacidad de las asistentes para seguir hasta el final el suplicio infligido por el verdugo Sansón ayudado por dieciséis asistentes. Después se ordenó que la casa natal del regicida fuera arrasada con la prohibición de volver a edificarla. Su mujer, su hija y su padre fueron expulsados del reino, bajo pena de muerte inmediata en caso de regreso.
En fin, otra opción era la hoguera, esa con la que ajusticiaba la Inquisición, amenazando a Galileo por su defensa del heliocentrismo. Esa misma opción es la que prefiere el músico Javier Krahe:
Yo también prefiero la hoguera, ya se sabe lo que le pasa a los ahorcados, si es que puede uno fiarse de aquel grupo de la movida gallega: Siniestro Total.
Y volviendo al caso de Robert Damiens, su atroz muerte fue la que desencadenó la primera ofensiva contra la pena de muerte y la tortura. Fue el italiano Cesare Beccaria, en 1764, el primero en razonar, como buen Ilustrado, contra la pena de muerte y la tortura. Pero me temo que si resucitara se desesperaría al ver lo poco que ha progresado (el Progreso, ese mito de los Ilustrados) la especie humana. Amén, he dicho.

15 de octubre de 2013

El chorizo western

Antes me he montado una película de romanos, con Sergio y Manu de protagonistas. Ahora se me ocurre una peli del Oeste, aprovechando que María, de 1º bachillerato, nos ha informado sobre el spaghetti western. Aquél cine de temática yanki pero rodado por italianos mayoritariamente en los desiertos de Almería en los años sesenta del siglo pasado. En 1º bachillerato hemos visto la importancia de la conquista del Oeste en el desarrollo de Estados Unidos y cómo influyó en la cultura norteamericana y europea hasta que llegó la conquista del espacio (véase Toy Story). También nos ha hablado de desiertos (por lo de badlands) Katia, de 2º bachillerato, aunque ella, más fiestera, ha preferido irse al desierto aragonés de Monegros. Para completar esta historia creo que falta hablar del chorizo western que es como se llamó a las películas del Oeste rodadas por directores españoles también por los años sesenta y setenta.
El resultado fue bastante más cutre, con alguna excepción. Pero seguro que conocéis a algún abuelillo al que le gustan esas películas, que tanto abundan en la Televisión de Castilla-La Mancha, tan moderna ella. Yo creo que la Cospedal no se ha enterado todavía de que los americanos llegaron a la luna. Lo suyo es el Antiguo Régimen.

Una de romanos

Alucinado me tiene Sergio con sus entradas sobre cultura romana: naumaquias, teatros, puentes, etc. etc. Es verdad lo que dice, que me tiene acribillado a preguntas. Y yo ¿qué puedo hacer? pues agradecérselo, porque no hay nada más aburrido para mí que dar una clase escuchándome a mí mismo. Así que he buscado en mis archivos para responder a su interés y voy a colgar una foto que me ha recordado a Sergio, con su peinado que parece un "armao" de los que abundan en los pueblos de Ciudad Real, con su casco coronado con un cepillo al revés. Aquí lo teneis, lo lleva en vespa Manu (otro romano, que además toca la corneta en los desfiles), que llegan tarde a la procesión.

Y con lo poco que me gustan a mí los desfiles y las procesiones. Señor, qué curso me espera.

12 de octubre de 2013

12 de Octubre (una vez más)

La órbita terrestre (gracias a Copérnico y Kepler lo sabemos), unida a la programación de la asignatura de Historia,  hace que esta semana celebremos, otro año más, la fiesta nacional de España al tiempo que estudiamos la revolución atlántica que propagó la libertad a un lado y otro del océano. Y, mientras, los españoles discutimos por enésima vez sobre las esencias de España (y de Cataluña). El curso pasado y el anterior escribí una entrada para desmontar todos los tópicos que se desprenden de esta fecha, creo que lo mejor será repetirla.
Que si los españoles descubrieron América, vaya tontería. Mejor fue un encuentro entre dos culturas.

Que si los españoles trajeron la desgracia a los pueblos indígenas, vaya tontería. Desde luego que se hicieron barbaridades, y fuimos allí en plan rapiña. Pero las naciones latinoamericanas son producto de ese mestizaje, y no pueden, por mucho que quieran indigenistas rancios (Chavez-Maduro, Morales, Correa...), renegar de un pasado bien presente.
Más graciosa (o penosa) es la reivindicación de culturas como la inca o azteca, como si ellos no hubieran esclavizado a los pueblos de su entorno. Como si fueran santos. Lo explica muy bien Mel Gibson en Apocalypto, una excelente película que ha sido criticada por esos puristas americanos.
Yo, la verdad, no veo la diferencia entre caníbales aztecas (izquierda) y asesinos españoles (derecha).
Qué bien lo cuenta el escritor argentino Martín Caparrós en su blog: "Todos llegamos, alguna vez, a América. Los que ahora son originarios llegaron hace quién sabe quince, diez mil años. Y desde entonces fueron cambiando de lugares y poderes: un pueblo ocupaba un espacio, después otro lo sacaba de allí o lo sometía y después otro –como sucede en todas partes, penosamente, siempre. Pero la historia oficial biempensante arma una especie de cuadro ahistórico, idílico, estático en que, alrededor del año 1500, había pueblos originarios casi felices y muy legítimos y consustanciados con sus territorios, y llegaron unos señores malos y pálidos que los corrieron a gorrazos."
En esta historia pringamos todos, digo yo en clase ¿o vamos ahora a reclamar el oro que se llevaron los romanos de Hispania? Señor, qué especie esta (la humana), la única que tropieza dos y más veces en la misma piedra.
Y hablando de mestizaje, antes, sobre todo con el franquismo, el 12 de octubre se llamaba "día de la raza": ¿qué raza ni que niño muerto? Ni hay razas, ni mucho menos razas puras. Mestizos todos, gracias a dios. En clase veremos el profundo mestizaje de la población latinoamericana. Si acaso, racistas fueron los anglosajones, esos sí que exterminarona los indios sin mezclarse con ellos. Lo que no evita reconocer todas las barbaridades que cometimos los españoles. Lo dicho: aquí pringamos todos.
 
1. Español con India: Mestizo
2. Mestizo con Española: Castizo
3. Castiza con Español: Española
4. Español con Negra: Mulato
5. Mulato con Española: Morisca
6. Morisco con Española: Chino
7. Chino con India: Salta atrás
8. Salta atrás con Mulata: Lobo
9. Lobo con China: Gíbaro (Jíbaro)
10. Gíbaro con Mulata: Albarazado
11. Albarazado con Negra: Cambujo
12. Cambujo con India: Sambiaga (Zambiaga)
13. Sambiago con Loba: Calpamulato
14. Calpamulto con Cambuja: Tente en el aire
15. Tente en el aire con Mulata: No te entiendo
16. No te entiendo con India: Torna atrás

  ¿Y la conquista de Granada? Otra "hazaña" de la raza española/cristiana. Si en América algunos reniegan de los españoles, en España algunos reniegan de los musulmanes. Bueno, pero para bien y para mal en 1492 se acabó de conformar este país, mestizo a pesar de algunos descerebrados y desmemoriados. Pues ahora van algunos musulmanes (y algunos andalucistas, qué graciosos) reivindicando Al-Andalus. Qué chiste más bueno. Nada como ver la cronología constructiva de la mezquita de Córdoba para valorar el espesor y la importancia de los estratos históricos de España: superposición de culturas, una sobre otra, y así hasta hoy. Es imposible eliminar un solo estrato. Ya lo intentaron los mismos Reyes Católicos expulsando a los judíos, y todavía estamos pagando el error: ausencia de burguesía trabajadora y emprendedora.
Cuando fui a ver la mezquita, con unos argentinos, se quejaron del templo cristiano que se construyó dentro de la mezquita. Otra tontería: así somos los españoles, no le demos más vueltas.
En fin, solo falta hablar de la unidad dinástica , y no unidad total, conformada por el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón . Unidad en la diversidad.
Que hay símbolos que se apropió el franquismo, pues arrebatémosle esos símbolos, que son de todos y representan a todos. En eso consiste la memoria histórica, y no solo en desenterrar muertos de la guerra civil ¡Ya tenemos otro disgusto! Para los fachas que reniegan de las autonomías periféricas y para los fachas independentistas (pues fachas son los nacionalistas aunque se llamen de izquierdas) que reniegan de España, ese país, el suyo mal que les pese y del que evitan hasta decir su nombre, sustituyéndolo por eso de "Estado español" (ignorantes). Pues que se aguanten. Aquí sigue vivo este complicado y puñetero país que es España, ni mejor ni peor ni diferente al resto de la humanidad.
Amén, he dicho.

7 de octubre de 2013

La balsa de Lampedusa (por Géricault)

Esta mañana hemos guardado un minuto de silencio en el instituto por la tragedia de Lampedusa. Mientras se leía un comunicado de "lamento", una voz infantil susurraba a mis espaldas: "esto es por algo que ha pasado con la medusa". Aparte de la risa inicial, la casualidad hace que ambos términos, La Medusa y Lampedusa, estén unidas por tragedias de naufragios. De Lampedusa sabemos algo por las noticias actuales. Yo traigo aquí esta información gráfica para conocer algo más la dramática situación de los refugiados por conflictos políticos y sociales, y de paso localizamos Lampedusa. Europa aparece en blanco, sobre todo por su incapacidad de reaccionar ante estos casos.
La Medusa, por otro lado, era una fragata de la marina francesa que encalló frente a la costa de Mauritania en 1816. Al menos 147 personas quedaron a la deriva en una balsa construida apresuradamente, y todas ellas excepto 15 murieron durante los 13 días que tardaron en ser rescatadas. Los supervivientes debieron soportar el hambre, la deshidratación, el canibalismo y la locura. El evento llegó a ser un escándalo internacional, en parte porque sus causas fueron atribuidas a la incompetencia del capitán francés actuando bajo la autoridad de la reciente y restaurada Monarquía francesa, después de los tumultuosos años de la revolución francesa que enseguida vamos a ver en clase de Historia. 
La tragedia fue inmortalizada por el pintor Théodore Géricault en un cuadro muy famoso titulado La Balsa de la Medusa:
En fin, que sin querer el chaval que se equivocó en el comentario sin embargo acertó en la tragedia. Maldita sea la gracia.

2 de octubre de 2013

La Iglesia hizo aguas y la vida sigue igual dijo Julio Iglesias

Ahora que estamos viendo la Ilustración en Historia y también estudiamos Geografía física, con sus terremotos y borrascas, se me ocurre a mí ilustrar el declive de la mentalidad religiosa con dos imágenes sensacionales: 
A la izquierda, la iglesia del Carmen, de Lisboa, derrumbada en el terremoto de 1755 y que dio lugar a la reflexión de los ilustrados sobre la ausencia de Dios en la explicación racional del mundo físico. A la derecha, la iglesia-catedral de Ciudad Real, inundada el 30 de septiembre de este año, que ha dado lugar a... a nada, en Ciudad Real la vida sigue igual, que dijo Julio Iglesias y que, casualmente, cantó en Ciudad Real este verano... ¿he dicho iglesia, Julio Iglesias? ¡Qué chiste más malo!