Instruir deleitando. Ese es el concepto

28 de noviembre de 2013

Pues va a ser que no hay romanticismo

Digo eso porque hoy mismo algún descerebrado (o descerebrada) ha quemado un ciprés del parque de Atocha de Ciudad Real.He aquí una imagen del suceso:
Está claro que el incendio ha sido intencionado porque, como hemos visto en Geografía, el ciprés es un árbol ignífugo, vamos, que es muy difícil que arda a menos, claro, que alguien le prenda fuego a conciencia. Tan resistente es que se coloca como cortafuegos en zonas boscosas.
Conciencia es lo que no tiene el individuo que lo haya hecho. ¡Con lo contento que estaba yo, viendo el mundo tan romántico! Snif, como diría Ideafix, el perro de Astérix, que llora cada vez que cortan un árbol.


No hay comentarios:

Publicar un comentario