Instruir deleitando. Ese es el concepto

21 de enero de 2014

Amor, amor... a morcilla hueles

¡Que si huele eso del amor! Más que los quesos podridos de Carlos. En fin, continuando con la historia que están entretejiendo l@s alumn@s de 1º (tanto Rosa, como Noelia, como Esther ¡e incluso Gema!), cuelgo aquí algunos modelos de cartas de amor como las que vimos en clase, en las que ve muy bien el interés económico que subyace a las decisiones que tomaban las familias a la hora de formar nuevas parejas, así como el papel subordinado de la mujer. Y, de propina, otra carta muy "moderna" en la que el novio pide a la novia una fotografía,  ese invento revolucionario del XIX.
Y, para que no os quedéis con la duda, he aquí la respuesta del padre de la novia al pretendiente de su hija:

No hay comentarios:

Publicar un comentario