Instruir deleitando. Ese es el concepto

25 de mayo de 2014

Sexo, drogas y rockanroll

Destripando estamos mayo del 68 y la contracultura hippy. Parece que el tema ha gustado a l@s chic@s de 1º de bachilerato, vistas las entradas que están haciendo en su blog, tanto Laura como Esther como David, bueno hay varios David, como, faltaba más, Elena por partida cuádruple ¿Elena, qué tomas que te da tanta energía en el blog? Pareces politoxicómana, hija, lo mismo hablas de la cocacola que del alcohol, que del tabaco, que de la cocaína, jejejeje.
Bueno, la verdad es que politoxicóman@s los hay en el IES Hernán Pérez del Pulgar, vamos, que sois normalit@s, como podéis comprobar en la encuesta que he pasado a l@s de 4º de ESO y 1º de Bachillerato. Es esta. En rojo he remarcado las respuestas más frecuentes en cada pregunta.
Digo politoxicóman@s y digo bien porque las encuestas y estudios que hacen organismos oficiales como la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción tratan como drogas no sólo al cannabis y otras sutancias, sino que la definción incluye al alcohol y al tabaco. Podéis comprobar cómo entre vosotros se consume al tiempo tabaco, alcohol y cannabis. La encuesta no tiene mayores pretensiones de tipo estadístico, no pretende demostrar nada. Si acaso insistir en la dificultad de delimitar la norma legal y la conducta moral. Hoy está legalizado el alcohol, el tabaco está a punto de perseguirse penalmente, el cannabis no tardará en ser legalizado. En fin, quizá habría que repetir aquella consigna del 68 ¡Prohibido prohibir! que nos ha contado Tamara. Lo cual no quiere decir "venga, cachondeo a tope", no, sino un uso permisivo y sobre todo regularizado y controlado por el Estado para evitar mafias, adulteraciones y enriquecimientos exagerados a costa de personas incautas. Es muy fuerte el caso de Pablo Escobar, que en tiempos fuera el mayor traficante de drogas del mundo, del que se afirma, con bastante verosimilitud, que acumuló una fortuna superior al PIB de muchos países. Y como él debe haber algunos más, seguro. Ya sabemos cómo fracasó la ley seca en Estados Unidos. Pues el mismo camino lleva la actual prohibición de algunas sustancias. ¿O es que la gente va a dejar de consumir, así porque sí?
También he encontrado esta encuesta sobre consumo de drogas en enseñanza secundaria en España en el curso 2012-2013, recientita, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Me interesa sobre todo la página 19, donde se asocia el consumo de cannabis a un bajo rendimiento escolar. Es que no se puede tener de todo y cada cosa a su tiempo. Ahora toca estudiar, pues a estudiar, luego cada un@ verá lo que hace con su vida. Vive y deja vivir.
Por otra parte, os dije que respecto al sexo me he limitado a preguntar por vuestras opiniones, no por las prácticas sexuales, no sea que alguien se escandalize. De manera que poco podemos averiguar porque a veces las respuestas se ajustan al pensamiento dominante en la sociedad, que ahora dice que hay que ser tolerante en todas estas cuestiones, y yo que me alegro.
Voy a ilustrar el tema con un fragmento de una peli de Woody Allen, El dormilón, una parodia sobre las drogas y el sexo en un futuro algo chusco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario