Instruir deleitando. Ese es el concepto

29 de noviembre de 2014

Sin querer queriendo ha muerto un superhéroe del barrio, que no panda el cúnico

Nada menos que El Chavo del Ocho, Chapulín Colorado y mil personajes más. Un auténtico antihéroe, en la estela de Lazarillo de Tormes, Charlot y Bart Simpson. Qué buenos ratos pasamos hace años en 3º de ESO, cuando impartía una hora de lectura a parte del personal que ahora me cabrea en 1º de Bachillerato. Adrián es testigo de todo. Cuántas veces habré dicho en clase ¡cállate, cállate, cállate, que me desesperas!
Dejo aquí la narración de las aventuras de El Chavo del Ocho.
Y de propina un vídeo, el primer capítulo de El Chavo del Ocho, que yo no había visto nunca.

4 comentarios:

  1. Ese tío era un crack! Vaya tardes de merienda me he pasado viendo el Chavo del Ocho..
    Siempre se nos van genios, y es una lástima.
    Que grande!.
    Agustín te dejo un blog que te puede resultar curioso, espero que disfrutes si no de todas, de la mayoría de sus entradas. :).
    Que te vaya todo muy bien estas navidades, y feliz año nuevo si no te comento antes :).

    http://www.cometelahistoria.com/2014/11/culpar-los-arqueologos-poderoso.html?spref=fb

    Atentamente, una antigua alumna.
    Laura C.M. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué infancia más triste han tenido los que no vieron de pequeño el Chavo del Ocho!
      Muchas gracias por el enlace.
      Feliz año nuevo para ti también, Laura. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Las nuevas generaciones crecimos con los Simpson, Sin Chan y Doraemon y creo que puedo considerar mi infancia feliz, jo.

      Eliminar
    3. Hola, anónimo, a ver, que lo de la infancia triste es una broma que suelo gastar yo, todo el mundo ha disfrutado con los juegos, dibujos y videojuegos que ha tenido en su infancia, faltaba más. Saludos.

      Eliminar