Instruir deleitando. Ese es el concepto

18 de marzo de 2015

El Código da Vinci no tiene gracia, Leonardo sí que la tiene

¿Queda claro?

No hay comentarios:

Publicar un comentario