Instruir deleitando. Ese es el concepto

9 de noviembre de 2015

De vacaciones en Al-Hoceima

Nos contó Wiam cosas sobre su ciudad de origen, Al-Hoceima, en Marruecos, y me invitó a visitar su país. Me quedé yo dubitativo pensando qué ciudad sería esa cuando buscando en Internet descubrí, ignorante de mí, que se trata de Alhucemas. ¡Qué casualidad!  La misma ciudad donde, en 1925, el ejército español realizó un desembarco para imponer su autoridad sobre los territorios que se había repartido con Francia. 

Aunque en 1º de bachillerato no estudiemos cosas de España, no podemos olvidar que también fuimos responsable del "reparto de África" que realizaron las potencias europeas desde mediados del siglo XIX.

Como prueba, dejo aquí una bella postal turística con los soldados españoles veraneando en Al-Hoceima:

Es que los marroquíes no comprendían el alto grado de civilización que les queríamos graciosamente dar los españoles, y por eso hubo que dar algún escarmiento. No solo iban a ser "civilizados" los belgas o los británicos o los franceses (¿se entiende la ironía?). Verlo para creerlo:

Por último, he encontrado una colección de postales que a inicios del siglo XX narraban las hazañas del ejército español en África. Selecciono una que refleja, nuevamente, los estereotipos creados sobre los "bárbaros" que había que civilizar... aunque fuera con sangre.

El texto completo de la colección dice: "entre los contingentes enemigos había cuatro o cinco chicuelos y mujeres que ayudaban a los malvados".

No hay comentarios:

Publicar un comentario