Instruir deleitando. Ese es el concepto

3 de noviembre de 2015

En clase vamos ¡a muerte!

Buscando el sentido de lo que hacemos, nos hemos topado con Halloween, digo... con la MUEEERRRTEEE. Algo así nos ha contado Cristina, hablando de las raíces celtas de Halloween, Isabel, hurgando en la dimensión económica del asunto, y Carlos, buscándole tres pies al gato (negro) de la Iglesia Católica. Muy bien. Se trata de indagar en algo que se ha convertido en una fiesta más de disfraces, aunque sabemos que en Estados Unidos pasan mucho de zombies y brujas, mientras en España nos empeñamos en imitar al ritual "original".

Creo que solo falta atar este nudo de conexiones con la cuestión demográfica que vimos al hablar de los cambios producidos desde el Antiguo Régimen hasta la actualidad. El truco (y el trato) está en comprender por qué era tan importante la muerte antiguamente y, al contrario, por qué ahora ha sido desplazada por la fiesta sin sentido. Lo ideal es que solo al ver el gráfico siguiente captemos la importancia que tenía la muerte para los antiguos:


Pero, por si no ha quedado claro, veamos una de las frecuentes fotografías de muertos que se realizaban habitualmente para tener en casa, así como suena.

¿Les dará yuyu esto a mis alumn@s, tan desencantados ell@s de todo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario