Instruir deleitando. Ese es el concepto

31 de enero de 2016

Locos veinte

Pero locos locos: auténtica obsesión por bailar, jugar, beber, disfrutar de las novedades de un mundo moderno de verdad. Claro que no sabían lo que les esperaba... anda, pues como nosotros, que también nos creemos lo más moderno del mundo. Pero no, también nosotros caemos en las mismas trampas de nuestra naturaleza: desigualdad, crisis económica, injusticias, masacres... Y no sigo, mejor disfrutemos un rato de esta época brillante y atrevida, como estas bellas señoritas bailando al borde del abismo. Como Harold Lloyd, uno de los grandes del cine mudo, que en El hombre mosca (1923) hacía trucos tan estupendos como este del reloj.

No hay comentarios:

Publicar un comentario