Instruir deleitando. Ese es el concepto

7 de junio de 2016

Un amor imposible (y yo de sacerdote)

Me están evaluando l@s chic@s de 1*... y yo a ell@s. En un grupo numeroso ha habido un gran contraste entre distintas personalidades, lo típico: unos más habladores, otras más calladas y estudiosas, otros más apáticos y/o retraídos... Ley de vida. También se manifiestan diferentes intereses y gustos, desde la cultura más convencional a la más selecta. Cuidado, no son juicios de valor, creo que este blog intenta ser precisamente eso, un punto de encuentro entre diferentes visiones del mundo, manifestación de convergencias, diálogo de divergencias. Yo al menos lo intento.

Y vale ya de hablar, prefiero decirlo con esta imagen tomada de la estupenda revista digital Canino, que os recomiendo.

Qué bonito es el amor intercultural: varoniles raperos y rudos metaleros compartiendo experiencias con delicadas animes y cultas hippies. Esto, por favor, dicho con un punto de ironía y mucho, mucho cariño hacia un grupo que me ha hecho pasar buenos ratos... y yo a ell@s también, creo.

Viva el romanticismo, vivan los gusanitos, vivan los globos de colores y vivan las fiestas de Alcolea!!!!!

2 comentarios:

  1. ¡Por dios haced una nueva entrada ya y nos olvidamos ya de esta!

    ResponderEliminar
  2. ¿Macho, tú es que no vas a la piscina?

    ResponderEliminar