Instruir deleitando. Ese es el concepto

10 de junio de 2017

Celtiberia Pop

En la triste historia de la posguerra española hubo un punto de inflexión, a partir de los años sesenta, que hemos visto en clase de 2º y de 4º: el crecimiento económico, el éxodo rural, la rápida urbanización, la emigración al exterior, el turismo extranjero, el desarrollo de una clase media, una incipiente secularización...

Dicen que Franco dijo que lo había dejado todo "atado y bien atado". Y yo intento explicar que los cambios sociales muchas veces no son dirigidos, sino involuntarios. Todos los cambios citados arriba empujaban en el sentido de "modernizar" al país.  Esto incluía la apertura a la cultura europea (y norteamericana, "gracias" a las bases militares de Estados Unidos). Así, mientras en Gran Bretaña triunfaban los Beatles entre muchos otros grupos, aquí saldrán enseguida imitadores (malos pero también buenos). 

Este año se cumple el cincuentenario del que para muchos (y para mí) es el mejor disco de los Beatles: La Banda del Club de los Corazones Solitarios del Sargento Pimienta. Aquí tenéis la maravillosa portada del disco, un monumento de la cultura PoPular del siglo XX:

Glorioso batiburrillo de personajes del cine, del cómic, de la música, del deporte de la época. Ahora hay un artista español, Antonio de Felipe, que lo ha actualizado con personajes que quizá reconozcáis más fácilmente:
¡Por fin vemos documentos en color, vale ya de tanto cine mudo en blanco y negro que le gusta a Agustín! A ver, es que lo más reciente siempre lo vemos al final, yo qué queréis que le haga. Si os fijáis, en la portada original de los Beatles hay muchos personajes en blanco y negro... Claro, los pobrecillos son de aquella época.

Bien, pues también tocaron en España lo cuatro chicos de Liverpool, la "atracción más famosa del mundo". Ole, ole y ole.

Lo del Sargento Pimienta viene por una anécdota preciosa de este disco, que cuenta David Trueba en una bonita película: Vivir es fácil con los ojos cerrados, que os recomiendo. Narra un hecho real: el viaje de Juan Carrión, un profesor de inglés de Albacete (el grande Javier Cámara en la película) a Almería en los años sesenta, donde estaba rodando una película John Lennon, a pedirle que le tradujera algunas letras de sus canciones para usarlas en sus clases de instituto. Desde ese momento los Beatles decidieron incorporar en sus discos las letras de sus canciones. El primer disco con letras incluidas era precisamente el Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band ¡Con este disco aprendí yo a chapurrear inglés! (mejor que Franco, con poco... a ver, a él no le debían gustar los Beatles).

España era así: te podías encontrar un letrero que fardaba de hablar inglés... por señas. Es real, lo contó Luis Carandell en un divertido libro. Y qué bien queda al lado del autógrafo que firmó John Lennon al profe de Albacete:

Suerte... ¡y al toro, maestro! decían los taurinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario