Instruir deleitando. Ese es el concepto

15 de julio de 2017

Protesto

Es el quinientos aniversario de la Reforma protestante. Hay que protestar, sí señor. Casi todos los años tengo algún alumno de confesión evangélica: siempre callados, a veces descreídos. Solo ellos, y los seminaristas que aparecen por 2º de bachillerato, entienden la importancia de la religión en el nacimiento del mundo contemporáneo: las guerras de religión como parto de la libertad, la Reforma protestante como preludio de la Ilustración, el protestantismo como oxígeno del capitalismo, el nacionalcatolicismo franquista, también las mentiras de la leyenda negra española. Y todo esto, para bien y para mal. Pues eso, yo protesto:

No hay comentarios:

Publicar un comentario